COACHING

COACHING


El coaching es un proceso de desarrollo personal, para tomar conciencia y control de nuestra vida empezando a transformarla, siendo protagonistas ya que Somos la fuente de nuestras emociones, podemos generarlas o cambiarlas en el momento que queramos. Son nuestras decisiones, no las condiciones de nuestra vida, las que determinan nuestro destino. Al comprender esto, nos empoderaremos eligiendo coherentemente las decisiones y ejecutamos el poder de cambiar nuetras vidas.

Es también un proceso de aprendizaje, de desarrollo personal y profesional, con el fin de optimizar el rendimiento y el bienestar del cliente, donde el coach (entrenador) usa hacia el coacheé (cliente), mediante una conversación de preguntas y habilidades, las herramientas justas para que este pueda con sus propias respuestas encontrar la forma de superar obstáculos y llegar con nuevas maneras a clarificar los valores y visiones, de retos para que pueda alcanzar una vida más satisfactoria.


Coaching personal y profesional


El coaching personal desarrolla el potencial de uno mismo partiendo de sus propios objetivos personales, trata la clarificación de valores y visiones, así como el establecimiento de objetivos y nuevas acciones para que el individuo pueda alcanzar sus retos personales y/o profesionales.

Estos son algunos de los motivos por lo que las personas solicitan el proceso de coaching:

  • Clarificar nuestros valores.
  • Establecer metas realistas.
  • Tomar las riendas de tu vida.
  • Equilibrar las distintas facetas de tu vida: profesional, salud, familiar, social, espiritual…
  • Mejorar la gestión del tiempo.
  • Liberarse anclajes del pasado.
  • Aumentar nuestro autocontrol, etc.

Coaching ejecutivo


Las empresas solicitan los servicios de coaching para sus directivos
y empleados como un medio de apoyo eficaz para la consecución de
sus objetivos profesionales.

El objetivo del coaching es desarrollar las competencias profesionales entre ejecutivo y coach mediante la reflexión personal inducida, la incorporación de nuevas perspectivas, y la generación de estados de ánimo adecuados a los patrones de conducta y la asimilación de nuevas habilidades.

El coaching es especialmente útil en directivos dado que, generalmente, suelen estar relativamente solos a la hora de tomar decisiones importantes o compartir sus propios problemas. El proceso de coaching representa un excelente medio de apoyo a los procesos de cambio.